Boletín informativo No. 16

Boletín informativo No. 16

CUIDEMOS Y RECONOZCAMOS AL CUIDADOR

El Derecho al Cuidado: Un Reconocimiento Internacional

El derecho al cuidado ha sido reconocido en el marco normativo internacional y en los acuerdos establecidos en las Conferencias Regionales sobre la Mujer de América Latina y el Caribe. La incorporación de este derecho en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible fue un paso fundamental en los acuerdos globales, especialmente bajo el objetivo 5 que busca “Alcanzar la igualdad de género y empoderar a todas las mujeres y niñas.”

Este objetivo incluye el mandato de “reconocer y valorar el cuidado no remunerado y el trabajo doméstico”, a través de la meta 5.4 que establece la responsabilidad de los Estados de “proveer servicios públicos, infraestructura y políticas de protección social, bajo el enfoque de la corresponsabilidad del cuidado.”

Avances en América Latina y el Caribe: Hacia una Sociedad del Cuidado con Igualdad de Género

Los compromisos asumidos en los últimos 45 años han dado lugar a la conformación de una robusta Agenda Regional de Género en la que se reconocen los derechos de las mujeres y la igualdad de género como elementos centrales y transversales de toda acción del Estado para fortalecer la democracia y habilitar un nuevo estilo de desarrollo sostenible y con igualdad.

El derecho al cuidado, entendido como el derecho a recibir cuidados, a cuidar y al autocuidado, forma parte de los derechos humanos ya reconocidos en los pactos y tratados internacionales de los que gozan todas las personas. Este enfoque implica el reconocimiento del valor del trabajo, la garantía de los derechos de las personas que brindan cuidados y la superación de los estereotipos que consideran el cuidado una responsabilidad exclusiva de las mujeres.

En América Latina y el Caribe, la forma en que el cuidado es provisto origina desigualdades profundas, expresadas en una organización social que asigna a las mujeres el trabajo de cuidado remunerado y no remunerado, frecuentemente a expensas de su bienestar, oportunidades laborales y protección social.

Políticas de Cuidado en América Latina: Forjando la Igualdad

En años recientes, se observa una inflexión en este panorama y las políticas de cuidado comienzan a figurar de manera más explícita en una normativa internacional y regional en construcción, con una institucionalidad naciente. Las políticas de cuidado deben articularse a los sistemas de protección social en expansión en los países, responder a un enfoque de igualdad de género y promover cambios en la división sexual del trabajo vigente.

Debido a su naturaleza multidimensional, es necesario avanzar en respuestas integradas y no fragmentadas y sectoriales frente a los derechos que se busca garantizar. Para ello, los Mecanismos para el Adelanto de la Mujer deben participar activamente en su institucionalidad.

El Cuidado como Derecho Humano: Transformaciones y Desafíos

La evolución hacia el reconocimiento del cuidado como un derecho humano en América Latina es un reflejo de un cambio profundo en la comprensión de la justicia social y la equidad de género. Este proceso ha sido impulsado por el reconocimiento de que el cuidado es un pilar fundamental en la estructura comunitaria y familiar, cuya carga ha sido desproporcionadamente soportada por las mujeres.

La institucionalización del cuidado como un derecho humano desafía la división sexual del trabajo tradicional, promoviendo una distribución más equitativa de las tareas de cuidado entre hombres y mujeres. Este enfoque busca visibilizar y valorar el trabajo de cuidado y transformar las estructuras sociales que perpetúan la desigualdad de género.

El reconocimiento del cuidado como derecho implica el desarrollo e implementación de políticas públicas orientadas a garantizar su ejercicio efectivo, la creación de sistemas de cuidado accesibles y de calidad, y la promoción de la corresponsabilidad en las tareas de cuidado.

Desafíos y Estado Actual del Debate

La implementación del cuidado como derecho humano en América Latina enfrenta desafíos significativos, incluyendo la necesidad de un cambio institucional profundo que integre el enfoque de derechos humanos en todas las políticas públicas y un cambio cultural que revalore las normas sociales sobre el derecho a cuidar, ser cuidado y al autocuidado.

La participación activa de todos los actores sociales es fundamental para este proceso, y la ruta hacia la efectiva implementación de este derecho es compleja y desafiante. Nuestro compromiso es poder repensar “el cuidado” como un derecho, un deber y una función esencial para el desarrollo de nuestras sociedades.

Este mes, mientras celebramos a las madres, cuidadoras natas e incansables,  extendemos nuestra gratitud y reconocimiento a todos los cuidadores. Su labor es la columna vertebral de nuestras sociedades, y es nuestro deber colectivo asegurarnos de que este trabajo no solo sea reconocido, sino también apoyado y celebrado.

Invitamos a todos nuestros lectores a reflexionar sobre el valor del cuidado y a actuar en su apoyo, no solo en mayo sino durante todo el año. La labor de cuidar es un acto de amor y fortaleza; es hora de devolver ese amor y apoyar a quienes hacen de este mundo un lugar más cálido y humano.

 

 

DÍA INTERNACIONAL DE LOS TRABAJADORES


El Día Internacional de los Trabajadores, conocido también como el Día del Trabajo, se celebra cada 1 de mayo. Esta fecha es una conmemoración global del movimiento obrero y sus luchas por mejores condiciones laborales, incluyendo la jornada laboral de ocho horas y otros derechos básicos. Aunque hoy día se considera una ocasión festiva, su origen está marcado por la lucha y sacrificio de muchos trabajadores.

Origen e Historia

Los orígenes del Día Internacional de los Trabajadores se remontan a 1886 en Estados Unidos, específicamente en Chicago. Durante esta época, los trabajadores estaban sujetos a jornadas extenuantes de más de 12 horas diarias, sin tiempo suficiente para recuperarse o disfrutar de ocio. Este abuso llevó a los trabajadores a luchar por sus derechos, destacando la demanda de una jornada laboral de ocho horas.

La situación laboral de aquel entonces no diferenciaba entre hombres, mujeres, ancianos o niños, todos sometidos a la misma dureza. El cambio empezó a gestarse cuando los trabajadores, apoyados por sindicatos, iniciaron una serie de huelgas el 1 de mayo de 1886. Esta fecha marcó el inicio de una protesta masiva que buscaba limitar la jornada laboral.

El conflicto alcanzó un punto álgido el 4 de mayo durante una concentración en la plaza de Haymarket en Chicago. Un artefacto explotó, causando la muerte de un policía y desencadenando un enfrentamiento violento. Como resultado, varios líderes del movimiento, incluidos tres periodistas, un tipógrafo y un carpintero, fueron condenados y ejecutados, convirtiéndose en los mártires de Chicago. En memoria de estos eventos, y para honrar la lucha por la jornada de 8 horas, se celebra el Día Internacional de los Trabajadores cada 1 de mayo.

Logros del Movimiento Obrero

A lo largo de los años, el movimiento obrero ha logrado importantes avances en derechos y beneficios para los trabajadores, incluyendo:

  1. Reducción de la Jornada Laboral: Establecimiento de 8 horas como una jornada laboral estándar.
  2. Seguridad Social: Inclusión de seguros contra enfermedades, accidentes de trabajo, invalidez y vejez.
  3. Igualdad Salarial: Promoción de la igualdad de remuneración por el mismo trabajo.
  4. Salario Mínimo: Garantía de un ingreso básico para todos los trabajadores.
  5. Vacaciones Pagadas: Derecho a disfrutar de períodos de descanso remunerado.
  6. Bonificaciones y Pago de Días Festivos: Compensaciones adicionales y reconocimiento de feriados.
  7. Derecho a la Asociación Sindical y a la Huelga: Facilitación de la organización en sindicatos y el derecho a protestar por mejoras laborales.

Organización Internacional del Trabajo (OIT)

La OIT, creada en 1919 tras el Tratado de Versalles, es una agencia de la ONU que promueve los derechos laborales y el trabajo decente globalmente. Esta organización tripartita reúne a gobiernos, empleadores y trabajadores de 187 estados miembros para formular políticas y programas que mejoren las condiciones laborales y fortalezcan el diálogo social.

Labor Day en Estados Unidos y Canadá

Contrario a la mayoría del mundo, Estados Unidos y Canadá celebran el Labor Day el primer lunes de septiembre, una decisión tomada por el presidente Grover Cleveland en el siglo XIX. Esta fecha fue elegida para evitar asociaciones con el movimiento socialista y distanciarse de las conmemoraciones de mayo que recordaban los eventos de Haymarket.

El Día Internacional de los Trabajadores es más que una fecha festiva; es un recordatorio de las luchas históricas y los sacrificios de aquellos que pelearon por derechos laborales fundamentales. Aunque muchos de estos logros se dan por sentados hoy en día, su origen se encuentra en movimientos obreros que buscaron una vida más digna para todos los trabajadores. Este día sigue siendo un momento para reflexionar sobre estos avances y las áreas donde aún es necesario luchar por la justicia laboral.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Boletín informativo No. 16

Boletín informativo No. 16

CUIDEMOS Y RECONOZCAMOS AL CUIDADOR El Derecho al Cuidado: Un Reconocimiento Internacional El derecho al cuidado ha sido reconocido en…
Boletín informativo No. 15

Boletín informativo No. 15

Ventajas de la intermediación de servicios legales: Bolton.Boyer se erige como una red de estudios de abogados alrededor de LATAM…
Boletín Informativo No. 14

Boletín Informativo No. 14

Notas a modo de recuerdo   Marzo es el mes en el que se celebra el día internacional de la…
Boletín informativo No. 13

Boletín informativo No. 13

Biblioteca jurídica Desde los inicios de la alianza Bolton.Boyer uno de los servicios que hemos ofrecido a nuestros afiliados ha…